]]>

« Inicio | Réquiem por un payaso » | Del fervor patrio y otras calamidades » | Reflexiones de una trujamana » | Desventuras domésticas » | Desventuras automovilísticas » | La estrategia de Felipe » | La solidaridad del padre Néstor » | Not A Wonderful World » | La vi allá (7) » | Las reglas del juego »

sábado, septiembre 17, 2005

La estrategia de Felipe (2)

Una de las cosas de las que más se quejaba Silvia de los romances virtuales era que, una vez establecido el primer contacto e intercambiado algunos mensajes, el galán se le desaparecía sin dejar huella. Pero también le ocurría lo contrario, que al segundo mensaje el aspirante le confesaba su amor eterno y le proponía matrimonio. Y Silvia será medio alocada, pero nunca tanto para dar ese paso tan trascendental en esas condiciones. También se quejaba de los "profetas", aquellos que se limitaban a repetir, mensaje tras mensaje, lo maravillosa que iba a ser su amistad, lo mucho que deseaban "conocerla mejor", pero sin dejar ver nunca quién estaba detrás de esos anhelos.


Estas observaciones constituyeron la base de la estrategia que le sugerí a Felipe. Ni tardo ni perezoso, el chamaco se inscribió en el club de amigos cibernéticos, localizó el perfil de Silvia —el rostro de Shakira era inconfundible— y bajo el anonimato de un seudónimo (eligió el de KrazyBread, por lo que una mente más avispada que la de Silvia hubiera reconocido ahí al fogoso aprendiz de panadero) se dedicó a cortejar a la que ya veía dueña de sus quincenas, que se escondía tras el nick de FlowerMoon.


Armado con mis consejos, Felipe no dejó recado sin respuesta, no propuso ni citas ni matrimonio a las primeras de cambio, ni habló de un hipotético futuro cuando ambos estuvieran juntos. Se limitó a hablar de sí mismo, disfrazando un poco sus actividades para no revelar su identidad, pero sí exponiendo sus sentimientos e inquietudes. Se dio a conocer, pues, aun mejor de lo que podía hacer antes, cuando andaba con Silvia. A esto sin duda contribuyó el anonimato de la red, pese a la frialdad del medio. Sí, McLuhan se equivocó: el mensaje es el mensaje, no el medio.


Pero teorías aparte, Silvia me comentó días después que "por fin" había conocido a alguien que valía la pena, que no la aburría ni la acosaba. Y que después de pensársela mucho, había decidido que era el momento de conocerse en persona. Éste era el punto débil de mi estrategia. ¿Cómo reaccionaría Silvia al enterarse de que KrazyBread era ni más ni menos que aquel a quien ya había rechazado? Eso era totalmente imprevisible y Felipe me llegó a mencionar la posibilidad de no asistir a la cita, tanto era el miedo que tenía de que Silvia lo dejara con un palmo de narices al sentirse engañada.


—¿Qué tal que se enoje cuando sepa que yo soy yo?—, me preguntó angustiado.


—¿Por qué se iba a enojar?


—Pues vaya a pensar que la engañé, que me quise burlar de ella... no sé, veces que no entiendo a las chavas.


—Tú también podrías reclamarle que haya puesto una foto que no es de ella—, traté de tranquilizarlo.


—Pues sí, ¿verdad? Oiga, ¿y si de veras la chava con la que estoy chateando es Shakira y no Silvia?


No sé qué haya visto en mi mirada, pero Felipe se calló y ya no siguió explorando la posibilidad de haber conquistado a la célebre cantante.


Pese a todos sus temores, a Felipe le fue bien. Cuando Silvia llegó al café donde se habían citado, vio a Felipe pero no pensó que fuera KrazyBread. Felipe la invitó a tomar un café con él, cosa que Silvia aceptó —"en lo que llegaba mi galán", según me dijo después—, y sin hacer alusión ni al chat ni a sus encuentros virtuales anteriores, empezaron a platicar muy a gusto. Tanto, que pronto Silvia descubrió que no quería que fuera a llegar su pretendiente cibernético y le propuso a Felipe que se fueran a otro lado.


Y, como decía, ahí andan los dos muy contentos. No sé si algún día Felipe le revele a Silvia la argucia que le permitió recuperar sus favores, pero mientras se llega esa fecha, los dos se la están pasando muy bien. Supe que para este puente se fueron a Chapala a "ensayar la noche de bodas", según me explicaron muy alborozados en la terminal del camión.


Envía por correo esta nota



Recordar mis datos (?)



Todos los datos personales que proporcione aquí estarán regidos por la política de confidencialidad de Blogger.com. Más...

Mentiras y fotos falsas, son el pan de cada día en la red, en el chat.

Tan fácil que es decir la verdad…

Besitos

Gracias, Georgina. Pronto escribire para mis dos únicas lectoras, pero he estado muy ocupada en el trabajo y tuve que recurrir al plagio. La proxima semana espero tener más tiempo para mi y dedicarme de nuevo a mi post. Saludos.

De las historias de la red...tantas cosas. Suerte para Felipe y Silvia, que con tus consejos, "ahí la llevan".

Hola Gina

Un final feliz para dos cibernautas, saludos a ellos y tambien a su "Celestina" (Je Je)

SALUDOS SILVIA.
ENCONTRÉ TÚ PÁGINA EN LA DE RAY. ESTAS COSITAS DE LA PSICOLOGÍA FEMENINA SON DE MARAVILLA. PARA LIDIAR CON LOS HOMBRES HACE FALTA DE CUANDO EN CUANDO ALGUNA MENTIRILLA Y ARGUCIA, CLARO SIN QUE ELLOS LO SEPAN, COMO DECÍA MI ABUELA, JA JA JA Ja.

Una historia preciosa!!
Saludos desde España, y si me lo permites, seguiré visitándote...un beso!

HOLA MIRA SI TIENES UN PROBLEMA EN CUANTO CON TU NOVIO, DEVERAS LO SIENTO MUCHO PORQUE A MI TAMBIEN ME PASO LO MISMO Y MI CONSEJO ES QUE TE BUSQUES OTRO RECUERDA QUE CUANDO PIERDES A LLEGAN COSAS MEJORES

No te quedes callado

 

¿Quién soy?

  • Yo soy Georgina
  • de Mexico
  • Quisiera ser heteróclita e indefinible: no me gusta que me encasillen. Claro, la sociedad ya tiene una casilla bien definida para gente como yo. En todo caso, no seré yo quien se meta por su gusto en ella.

  • Mi perfil (de frente)
Diseñado para Blogger
por Blogger Templates