]]>

« Inicio | Exolingüística para principiantes » | La metamorfosis de Zeferina » | Zeferina tiene visiones » | Los peligros del celular » | La vi allá (6) » | Tortas de chicharrón » | La vi allá (5) » | Confesión con el padre Néstor » | Zeferina hace contacto » | Micaela quiere ropa »

jueves, septiembre 01, 2005

Las reglas del juego

Recuerdo que de chica, al jugar futbol con mis hermanos, ellos se burlaban y se enojaban conmigo pues decían que yo no tomaba en serio el juego. Para mí eso era un oxímoron. Claro, en ese tiempo yo no sabía lo que era un oxímoron y decía que era una bobada (nótese que de hecho tampoco sabía que se decía pendejada). ¿Cómo tomar en serio a un juego? ¿No es el juego lo contrario a la seriedad? ¿No es su libertad uno de los principales atractivos?


Pues al parecer no. Había que respetar una serie de reglas que me parecían absurdas. ¿Por qué no se podía tocar la pelota con la mano? ¿Por qué la pelota tenía que pasar entre las dos chamarras que marcaban la portería para que fuera gol? En fin, lo que no comprendía era que nosotros, que hubiéramos tenido la libertad de jugar como quisiéramos, estuviéramos atados a un montón de reglas salidas de quién sabe dónde.


Para comprender la importancia de las reglas del juego, el valor de jugar en serio, tendrían que pasar mucho años y yo tuve que practicar un deporte con cierta regularidad, hasta agarrarle sabor y entenderlo. Este deporte fue el tenis, del que aprecié enormemente la sencillez de sus reglas y la complejidad de sus aplicaciones. Se trata simplemente de hacer pasar la pelota por encima de la red y que caiga en la cancha del contrario, claramente delimitada por las líneas. Sólo el tiro inicial, el servicio, está sujeto a una restricción adicional: la pelota tiene que caer dentro de un cuadro, que viene a ser más o menos la cuarta parte de la cancha. Fuera de eso, cada quien tiene toda la libertad de arreglárselas para ganar.


Bueno, pues ahora que he estado viendo los partidos del Abierto de Estados Unidos por la tele, tengo varias preguntas. La primera es más bien una observación. ¿Por qué los locutores en español se sienten obligados a estar hablando todo el pinche tiempo? Uno de ellos, para acabarla de amolar, no sólo es argentino sino también ex tenista, así que no pierde oportunidad de contarnos sus anécdotas (aunque no vengan al caso) con su molesto acento porteño. Y, por supuesto, sus comentarios siempre se dirigen a alabar a sus compatriotas cuando juegan éstos, sin pelar siquiera la actuación del contrario. Y esta obsesión por llenar de palabrería hueca hasta el último minuto de trasmisión se hace evidente cuando le cambio el idioma (¡gracias, Sky!) y oigo a los locutores gringos. Ya sé que me van a decir malinchista, pero la neta prefiero ver el juego sin que me distraigan las insulseces egocéntricas de un patético has been como Javier Frana.


Y una observación más, aunque me tilden de racista, sexista, machista u lo que sea: ¿cómo ponen a jugar a las hermanas Williams con mujeres tan delicadas como Daniela Hantuchova? ¡No se vale! Ellas deberían de jugar en la sección masculina. Bueno, pues eso era todo.


Envía por correo esta nota



Recordar mis datos (?)



Todos los datos personales que proporcione aquí estarán regidos por la política de confidencialidad de Blogger.com. Más...

Gina

Recuerdo que cuando mi papa nos llevaba al estadio Azteca a ver los partidos, el acostumbraba llevar un radio para sintonizar el partido y asi escuchar quien habia metido el Gol, o quien habia hecho una falta, etc.
Pero mi papa no era el unico, mucha gente lo acostumbraba.
Yo siempre pense que era mejor ver el partido desde la comodidad de tu casa (con una buena botana en la mesa) donde incluso podias ver la repeticion de los goles.
Generalmente los locutores que narran los partidos de Tenis se encuentran en el Estadio, y procuran ser muy discretos al narrar para no molestar al publico y no desconcentrar a los jugadores (lo mismo pasa con el Billar) pero cuando son narrados por los locutores "del Estudio" entonces aprovechan para demostrar que son expertos en el deporte.
En lo particular yo odio el canal ESPN, porque quitan el sonido de los partidos de Futbol y son los narradores quienes llenan el silencio son su "sabiduria Futbolistica", pero lo mas patetico es que narran partidos anteriores haciendonos creer que son transmitidos en vivo.

Ya no te platico cuando narran partidos de Tenis.
Aunque curiosamente ESPN es muy popular en los bares y restaurantes, solo que sabiamente le bajan el volumen a la television.

De Venus y Serena Williams te digo que yo espero que Jamas ninguna de ellas me agarre a patadas o a manasos, no creo que sobreviviria (Je Je )

Saludos

Gina:
esta bueno este post, pero ¿ya no vas a seguir con la historia de la vi allá? quiero saber que pasó despues.

besos

Con la hermanitas Williams, se perdió definitivo la elegancia, el porte y la femenieidad de las chicas del tennis.

en ese caso una muñequita como Maria Sharapova no debería ni jugar...


Debería estar en casita cuidando a nuestros niños...



que mamerto me vi...

No te quedes callado

 

¿Quién soy?

  • Yo soy Georgina
  • de Mexico
  • Quisiera ser heteróclita e indefinible: no me gusta que me encasillen. Claro, la sociedad ya tiene una casilla bien definida para gente como yo. En todo caso, no seré yo quien se meta por su gusto en ella.

  • Mi perfil (de frente)
Diseñado para Blogger
por Blogger Templates